viernes, 30 de octubre de 2015

Historia de la cita más desastrosa de mis últimos años

¡Hola!

Hoy he sentido la imperiosa necesidad de contaros cuán desastrosa ha sido mi última cita. Tiene bastante que ver con el post anterior, ya que es un chico que conocí en una famosa web de estas de citas. Os voy a contar la historia de cómo algo que prometía se va a la mierda desde el minuto uno.

Empiezo desde el principio. Conocí a este chico hace unas semanas por esta famosa web de citas (de cuyo nombre prefiero ni acordarme) y después de varios días mandándonos mensajes me pidió el whatsapp. Parecía simpático, era de aquí cerca y no tenía mala pinta, así que... ¿qué podía ir mal en conocerlo? Después de un par de semanas más hablando por whatsapp hemos dicidido quedar, parecía que la cosa iba bien. ¡Qué ilu!

Quedamos ayer en que viniera a recogerme a mi casa y, como no es de aquí, se perdió algo por el camino y decidió llamarme para decirme que bajara porque no sabía si había dado con mi casa. Y primer fallo para él... ¿Os ha pasado alguna vez de imaginar la voz de alguien y que sea completamente lo contrario?Sí, de esos que parece que el autocorrector de whatsapp habla por ellos y que necesitarían un autocorrector en su cerebro también para cuando hablan no cagarla. Empezamos bien...

Decido no desanimarme, no es algo demasiado influyente. Y bajo para montarme en el coche y ayudarlo a encontrar aparcamiento. ¿Quieres saber cómo es un tío? Mira su coche y te lo dirá todo: marca, modelo, cómo lo cuida. Coche de marca bastante conocida, de estos que gritan me las voy dando por la vida de que tengo dinero, limpio e impoluto y con música rapera española de esta chunga sonando. Ay dios, ¿dónde coño te has metido Azu?

Entro en el coche (que al menos huele bien y está limpio) y le echo el primer vistazo al sujeto. Parece que va bien vestido, se asemeja mucho al de las fotos y en un principio parece lo prometido. ¡Punto positivo! Ah no, espera, que empieza a hablar de nuevo... y a abrir la boca. Creo que entendí instantáneamente por qué no abre la boca en las fotos.

Total, que después de varias maniobras bastante innecesarias (y algo torpes) para sacar el coche, conseguimos empezar a buscar aparcamiento y aparcarlo con bastante facilidad (para ser Cádiz, eso es un logro). Y viene el momento clave: lo veo al lado mía cuando sale del coche. Os pongo en situación: según esta web, mide 1,70 cm (yo mido 1,54 cm así que debería verlo alto), tiene los ojos verdes y es musculoso. ¿Qué me encuentro? Un tío que con mis botines de tacón de 7 cm es casi igual de alto que yo; que los ojos de verdes poco, como mucho miel; y que de musculoso tiene lo mismo que el Capitán América antes de meterse el chute de suero (entedamos que soy andaluza y exagero, no estaba tan enclencle pero de musculoso... lo justo).

Y si con eso, lo del coche y lo de los dientes no fuera suficiente... Me viene vestido con pantalones por la mitad del culo y camiseta, sudadera y tenis de DC. ¿Lo mejor de todo? Los pendientitos de diamantes a lo CR7 y un anillo de un sello de oro. Señoras y señores... Os presento a lo que viene llamándose un angango o un cani a lo old school.

Decido no ser capulla y darle una oportunidad, lo mismo consigo cogerle el punto en algún momento (o que cambie un poco). Decidimos ir a mi cafetería favorita a tomar un café, ¿hay algo más placentero que tomar un café con alguien? Ah, que encima cuando llegamos... No le gusta el café. No señoras y señores, no le gustan ni el café ni el té. -10 puntos para Griffindor.

La conversación del café se centra básicamente en mí, en hablar sobre mí porque el habla poco y lo poco que habla tiene de interesante lo mismito que una mosca revoloteando cuando estudias: lo suficiente para distraerte. Nos echan del café (cerraban, no por nada malo malpensados) y decide dar un paseo por Cádiz. Lo llevo por las calles más típicas para que conozca algo la ciudad y, después de un rato de caminata, le digo que dónde más quiere ir (el centro de Cádiz es bastante pequeño, qué vamos a hacerle). Y hace algo bien... ¿Te apetece unas cervecitas?

Vamos a uno de mis bares favoritos de aquí, que nos pilla cerca y tiene bastante variedad de birras (porque, por lo que me ha dicho, es todo un amante de la cerveza). Me pido una caña (para no abusar porque invita él) y me pregunta si he probado una cerveza con un nombre así bastante raro que no puedo recordar (¿algo de vintage puede ser?). Pregunta si la tienen y le dicen que sí. ¡Mira, si al final me va a descubrir cosas nuevas y todo!

El chasco viene cuando pone la cerveza en la mesa... Ni vintage, ni cerveza extranjera guachi piruli, ni nada de nada... Una Estrella de Galicia 1907 (vamos, la reserva de la marca). ¿Os he dicho alguna vez que la Estrella de Galicia me gusta y me la bebo hasta que deja de costar un pavo? Sí, ese es el amor y el aprecio que le tengo. Me empieza a hablar de la cerveza sin probarla, que si está riquísima, que si sube un montón y más incluso que cervezas con más graduación (eso lo veo complicado...), que me va a encantar... Decido no tener maldad, echarla en la copa y probarla, ¡lo mismo hasta me sorprende! Y me quedo como estaba, la cerveza más normalita así un poco tostada que he probado en la vida. Al menos agradezco no haberme gastado los tres pavos que le han clavado por ella.

Y el chico empieza a hablar sobre él. Que si partidas de juegos de mesa con sus colegas, que si gastarse un dineral cada finde en salir, que si copas, que si futbol, que si ropa de marca, que si el no es como los demás tios... Sí, lo que viene siendo un tío estandar con sus aficiones estandar, su grupo de colegas que van adosados a él y su discurso de yo no te voy a hacer lo que los demas. -1000 puntos para Griffindor.

Parece que la cerveza sube y me lo empiezo a pasar mejor, incluso le vacilo durante un rato a ver si se da cuenta (que me da que no) y empiezo a hablarle de mis aficiones. Al parecer soy la tía con más aficiones que conoce (¿por qué no me sorprende?) y decide invitarme a otra cerveza para que le cuente más. Esta vez elijo yo, y me pido una de mis favoritas: una media pinta de O'Hara's roja. Cerveza tostada, espuma con cuerpo de esas que se quedan en el bigotillo, sabor algo dulce al principio pero amargo al pasar por la garganta. Una delicia señores. Al menos para mí, porque él la prueba y... ¿a que no sabéis qué? Le parece que está amarga... AMARGA. A ver muchacho, ¿tú qué parte del concepto cerveza no has pillado?¿Puede alguien quitarle el título de maestro cervecero que pretende tener y quitarle otros 100 puntos a Griffindor?

Sinceramente para mí, la cita se había acabado. Apuro como puedo la cerveza para irme e incluso le digo que voy a hablar con un par de amigos para ver si se apuntan con afan de disuadirlo, aunque mis amigos no dan señales de vida (señores, 10 puntos menos para vuestras casas por negación de auxilio). Al final volvemos a dar un paseo y llegamos hasta su coche de nuevo.

Ya voy algo pedo, así que me da igual lo que me diga. Yo quiero volverme a casa y no volver a hablarte hasta mañana, que lo mismo se me ha pasado el trauma. Insiste, una vez montados en el coche, en que vayamos a un sitio más tranquilo y relajado para charlar... Coche + sitio tranquilo = pinchito. Todos lo sabemos señores, es una verdad universal. Mi mente entra en pánico y decido contarle que mañana tengo médico, dios sabe para qué, pero tengo médico y encima la mar de temprano tú... Y son casi las once y media... ¡Me tengo que ir o no duermo! Y ahí lo dejo, después de manosearme la nariz en plan romántico un par de veces y con cara de perrito pochón pensando para qué coño me meto yo en estos percales.

Así que ahí tenéis la historia de mi cita fatídica, lo mismo pensáis que no es para tanto pero joder, para una cita que tengo después de mil ha sido un puto desastre. Al menos me ha dado para escribiros una entrada y que os echéis (espero) unas risas =)


¡Gracias por leerme!

lunes, 19 de octubre de 2015

El amor se va a la mierda

¡Hola!

Sí, sé que llevo mil sin aparecer y bla bla bla... Pero es que para escribiros penas o poneros canciones moñas, como que mejor no xD Hoy quería escribiros sobre algo que, no sé, ando notando (y sufriendo) últimamente y que me repatea bastante.

Os quería contar qué me parecen las webs de citas online y toda esta pesca. No os voy a mentir, he tenido un perfil activo en una internacional y otro que tengo activo actualmente en una a nivel nacional. La cuestión no es lo bien o lo mal que vayan estas páginas, que van tela de bien y te permiten conocer gente nueva además de darte bastante información (ya queda dentro de cada usuario si veraz o no) sobre la persona con la que te hablas. También venderte vilmente, para qué vamos a decir que no... Pero la cosa es que funcionar, funcionan.

El problema es la gente; no sus intenciones ni su forma de buscar lo que buscan, si no que básicamente sigo creyendo que en terminos generales no buscan nada más allá de alimentar su ego. Os pongo en situación:

+ Te abres un perfil y lo rellenas, intentas poner fotos en las que sales mona y venderte bien
+ Empiezan a llegarte visitas, algunos tíos más monos y otros más callos... De todo tiene que haber en la viña del señor
+ El primero te escribe! Qué ilusión!
+ Ala espera, que de repente te quieren escribir veinte más...
+ Te llevas dos horas respondiendo mensajes como loca, pensando que vaya éxito que tienes
+ Y de repente a la tercera hora... Ya 15 de esos 20 no te hablan, 3 han cortado la intensidad con la que te contestan o se interesan en ti, y sólo sigues hablando con dos (que seguramente sean los que menos te gustaran de todos)
+ Cierra la página aburrida diciéndole a esos dos que les hablas mañana
+ Ábrela de nuevo al día siguiente y repite el proceso

Con suerte esos dos que te siguen hablando cada día se vayan multiplicando y te dejen de hablar por la web para hacerlo por alguna red social (skype, whatsapp, facebook...), y con suerte alguno más de los que te gustan también.

El problema viene ahora... Cuando, tras una semana hablando, de esos 15 tíos que puedes haber acumulado ya solo te hablan dos. Y de esos dos uno parece que sólo te habla cuando tiene ganas de... en fin, calentarse él mismo xD

Las conversaciones, en lugar de ir a más profundas, van cada vez a más superficiales; los piropos empiezan a ser cada vez más escasos y si acaso se repiten sin sentido alguno; la magia se fue.

Y aquí viene el tema del ego. Si una persona realmente te interesa y quieres conocerla vas a querer como mínimo quedar, o hablar por teléfono, o ver si hay alguna opción de llevar aquello a más allá de una mera charla sin sentido por cualquier red social. Pero... ¡craso error señores! La mayoría lo que buscan es ver si entras en su juego, si de verdad te gustaría tener algo con ellos y estar durante varias horas hablando contigo para aumentar su ego y, cuando empieces a ponerte profundo o ya no los alabes, buscarse a otra persona que siga el proceso.

Me ha pasado en tres semanas que llevo en la aplicación unas 20 veces. Sí, no exagero... De los que empezaron a hablarme ya solo me contestan un par si acaso, incluso uno que parecía que prometía de repente se ha quitado de enmedio y ya no contesta más a mis whatsapp. Se ve que interesarme por cómo le ha ido el día de trabajo es demasiado para él...

Y no, ni siquiera penséis en el sexo. Porque ahora resulta que, menos unos cuantos echados para delante, ninguno busca sólo sexo. ¡Toma ya! De hecho los que buscan sexo son los únicos que se animan a llamarte o conocerte en persona... Penoso.

Ahí sigo en la web, alimentando el ego de otros y pensando cada vez en que a la gente le gusta la magia y la chipa de los primeros momentos, de la primera cita, del primer beso... Pero sin siquiera salir de una pantalla. Sin ser valientes y dar un paso más allá, aunque ese paso sea hablar con la otra persona por teléfono y en directo. Ya parece que no quedan las citas de cafés interminables, los paseos en los que contarse mil chorradas que te han pasado en la vida, las cenas en las que contar anécdotas de otras citas, el nerviosismo y la tensión de la llegada y la despedida... Todo se queda en tres iconos de whatsapp, un par de fotos y una conversación de besugo que no lleva a ninguna parte.


Señores, el amor se va a la mierda... 

domingo, 1 de febrero de 2015

Encima de puta, apaleada

¡Hola!

Hoy vuelvo por aquí porque necesitaba dejar constancia de esto en alguna parte y desahogarme, y ya sabéis que este rincón me viene genial para eso... Sé que prometí volver con cosas más alegres y chulas, pero la vida es lo que tiene y la mía a veces es muy puta...

Os cuento. Hoy, como hago un par de veces en semana, he abierto la web de mi banco para entrar en mi banca digital. Me veo que tengo 40€ en la cuenta y pienso “Joder, serán del mes pasado que he tenido que pagar bastantes cosas y sólo me habrá sobrado eso”. Miro los movimientos de la cuenta y me quedo blanca y casi me da un patatús... El pasado día 29 de Enero el Estado me había ingresado la pensión, como siempre, pero los 40€ son lo que me queda del dinero de este mes después de que Hacienda me haya quitado 353€ que no me explico de qué son....

Me descargo el recibo y veo que pone “Impuesto del Valor Añadido”, o lo que todos conocemos como I.V.A. Me extraña bastante, ya que me han dado de baja del autónomo del trabajo que he estado haciendo estos 4 meses pasados (de Septiembre a Diciembre) y no me habían avisado de que me fuera a llegar nada que pagar...

Histérica y viendo que no podía devolver el recibo, le escribo al que era mi jefe y al administrador que le lleva todo. No hay respuesta de ninguno... Llamo a ambos: uno comunica y el otro no me lo coge. Decido esperar un rato y veo que el administrador ha leído mis whatsapp pero no me responde, y le escribo de nuevo. ¿Su respuesta casi una hora después? Que es normal que me hayan cobrado eso y que ya me lo explicó en su día. Me extraño, ya que si me fueran a quitar 353€ obviamente habría guardado el dinero. Él me dice que no, insiste en que me lo explicó pero “tu habrás entendido otra cosa y no es cosa mía”. Reviso unos papeles que me dio en su día explicándomelo todo y sigo sin entender nada. 

Vuelvo a escribir a mi exjefe alarmada mientras miro en mis datos de Hacienda de qué viene esto... Y me voy dando cuenta de qué va la cosa. La cuestión es que mi exjefe me llama, diciéndome que no tiene ni idea de qué va la cosa y que no diga que me han mentido, porque no es verdad.

¿Por qué dice lo de mentirme? Pues básicamente porque, cuando me explicaron lo del autónomo, me dijeron que tendría que pagar 116€ una vez cada tres meses de I.V.A, y que ahorrara 40€ de cada mes para poder pagarlo trimestralmente. Pues no señores, no... Resulta que el I.V.A. son 116€ mensuales que se pagan cada 3 meses: 353€. ¡Coño, ahora cuadra todo!

Y empiezo a hacer cuentas... A ver, se supone que según lo que vuelvo a hablar con mi exjefe, ese I.V.A. estaba incluído en lo que ellos me pagaban. Os desgloso:

Dinero que ellos pagaban en las facturas: 678€
Retenciones: 50€
Dinero que llega a mi cuenta: 627€

Se supone que ahí se incluyen mi sueldo real, el I.V.A. y el autónomo que pago. Y empiezo a rayarme porque las cuentas no me salen... Se supone que cobro 450€ al mes, si a los 627€ le quito los 189€ que pago de autónomo ya se me queda en 444€. Entonces, ¿dónde está el dinero del I.V.A.?

Y mi exjefe abre la boca y me lo aclara todo... ¡¡ESTA INCLUÍDO EN ESOS 627€!! Hagamos cuentas de nuevo:

Lo que me llega a cuenta con las retenciones: 627€
Autónomo: 183€
I.V.A.: 117€

¿Total? 327 miseros euros... Sí señores, sí... He estado cobrando realmente 327€ por 40 horas de trabajo semanal (sin contar las horas extra que he hecho y que nadie me va a pagar). Y nadie me ha corregido durante estos meses el hecho de que yo creyera que estaba cobrando 450€, nadie me ha informado de que realmente mi sueldo es ese... ¡Ah! Y dan por sentado que sin siquiera haber visto los papeles de autónomo en mi vida ni tener ni idea de cómo va el tema más allá de lo que ellos me contaron, tendría que saber que tengo que pagar una cuota de I.V.A. al mes. 

¿Lo peor de todo? Que encima cuando hablando con mi exjefe le comento que yo creía que estaba cobrando 450€ y muestro mi enfado él me llama desagradecida y me dice que se han portado excelentísimamente conmigo como para que lo trate así y lo llame mala persona (cosa que no he hecho en ningún punto de la conversación).

¿Sabéis lo excelentísimamente que se han portado conmigo? Trabajando de Community Manager no me han dado medios para poder hacer mi trabajo: tenía que utilizar mi ordenador de casa porque el del trabajo si abrías 3 pestañas del Google Chrome ya se quedaba pillado, no me han proporcionado teléfono de empresa a pesar de tener que utilizar el móvil para meterme en Instagram y demás redes sociales mientras estaba fuera de casa (y ni un mísero power bank para que tenga energía ya que uso el mío), me han cargado de trabajo extra (hacer inventarios, renovar completamente la página web, tener que llamar a clientes insatisfechos desde mi propio teléfono...) que encima no he cobrado, he hecho horas extra que nadie me va a pagar... ¿Y sabéis qué? Me dieron la palmadita en la espalda justo antes de Navidades cuando se supone que mi contrato era de 6 meses.

Y ya el colmo, claro... Nadie me explicó en condiciones cómo iba el tema del autónomo, y este mes me veo con 40€ teniendo que pagar todas mis cosas. ¿Lo mejor de todo? Que ellos se lavan las manos, tanto uno como otro, me dicen que la culpa es mía porque el dinero ellos me lo han dado y si yo lo he gastado es cosa mía (cuando, con mis cuentas sin saber lo del I.V.A. me salía lo que se supone que estaba cobrando), y encima me dan a entender que he sido tonta por no haber cobrado los eventos que hago colaborando con una empresa mientras estaba de autónomo y podría haberles facturado sin problema, que me “creían más lista en ese sentido, que me lo montaba mejor”.


Así es como va la cosa en España, pones toda tu ilusión en un proyecto, das lo mejor de ti y encima luego no tienes ni derecho a quejarte cuando se quedan contigo de semejante manera. ¡Ah! Y baja la cabecita y da gracias por el trabajo... Aunque como en este caso te haya salido más caro trabajar que quedarte en casa rascándote el moño. 

Gracias por leerme =)

viernes, 5 de diciembre de 2014

De vuelta =)

¡Hola!

Sí, lo sé... Prometí volver y llevo mil sin publicar. Es lo que tiene trabajar a jornada partida, que al final nunca tienes tiempo de nada xD Además ando hasta arriba con mil cosas y proyectos que terminan ocupándome también los fines de semana, ¡así que tiempo 0!

Hoy os quiero traer una canción que hace algún tiempo escuché (no sé donde, la verdad) y que me encanta. No soy muy de música de este estilo, pero la verdad es que esta entre la base musical y la letra me han llamado bastante <3

Prometo volver pronto con otra entrada más chachi piruli que esta (bueno, no sé si más chachi piruli, pero al menos no será otra canción jajaja).


¡Gracias por leerme! =)


In the land of Gods and Monsters
I was an Angel
Living in the garden of evil
Screwed up, scared, doing anything that I needed
Shining like a fiery beacon

You got that medicine I need
Fame, Liquor, Love give it to me slowly
Put your hands on my waist, do it softly
Me and God, we don't get along so now I sing

No one's gonna take my soul away
I'm living like Jim Morrison
Headed towards a fucked up holiday
Motel sprees sprees and I'm singing
'Fuck yeah give it to me this is heaven, what I truly
Want'
It's innocence lost
Innocence lost

In the land of Gods and Monsters
I was an Angel
Looking to get fucked hard
Like a groupie incognito posing as a real singer
Life imitates art

You got that medicine I need
Dope, shoot it up, straight to the heart please
I don't really wanna know what's good for me
God's dead, I said 'baby that's alright with me'

No one's gonna take my soul away
I'm living like Jim Morrison
Headed towards a fucked up holiday
Motel sprees sprees and I'm singing
'Fuck yeah give it to me this is heaven, what I truly
Want'
It's innocence lost
Innocence lost

When you talk it's like a movie and you're making me
Crazy -
Cause life imitates art
If I get a little prettier can I be your baby?
You tell me, "life isn't that hard"

No one's gonna take my soul away
I'm living like Jim Morrison
Headed towards a fucked up holiday
Motel sprees sprees and I'm singing
'Fuck yeah give it to me this is heaven, what I truly
Want'
It's innocence lost
Innocence lost


domingo, 28 de septiembre de 2014

Hoy no es un buen día

¡Hola!

Llevo bastantes días pensando en qué escribiros... Porque necesito desahogarme y sinceramente me parece la mejor vía. Pero no sé muy bien cómo hacerlo. He pensado muchas cosas y muchas formas de decirlas, pero no creo que ninguna sea la más adecuada...

Quizás lo primero sea admitir que no estoy bien. Si os soy sincera llevo un mes de mierda, podría decirse. Empecé el trabajo muy ilusionada, pero ahora prácticamente consume mi tiempo y mi paciencia hasta límites insospechados; empecé llevando bien el hecho de estar sola en casa, pero ahora que no tengo tiempo para nada echo de menos tener a alguien aunque sea en la habitación contigua; y por último hay cosas que han pasado que creía que llevaba bien y me he dado cuenta de que no, y esto ha sido lo peor.

El trabajo puedo gestionarlo, el estar sola puedo aprender a llevarlo mejor... Pero tener sentimientos que hinundan mi cabeza y que no controlo, eso ya no. Llevo días y días que me rondan los mismos pensamientos, los mismos sentimientos y me andan consumiendo lentamente. ¿Lo peor? Sé que no es algo a lo que le pueda poner más solución que dejarlo pasar, dejar pasar el tiempo y que la herida sane. He pensado mil cosas en este respecto también, desde hablar con la persona responsable de ello hasta quitarme de enmedio unos días; pero mi cabeza va a seguir estando ahí, y mi corazón también.

Hablar con esa persona podría ser la solución, sí... Pero me da miedo. Me da miedo saber qué piensa o cómo se lo puede tomar, igual que sé en el fondo que haga lo que haga esa persona no va a cambiar y todo va a volver a ser la misma mierda de siempre. Si no luchó en el momento en el que debería... ¿por qué iba a hacerlo ahora? Me sorprendería enormemente que lo hiciera, pero conociéndolo sé que no va a hacerlo y pensar en un posible sí es simplemente una nueva desilusión para mí y sentirme peor aún, así que elimino la posibilidad.

No tengo mucho más que decir... Necesitaría que esa persona estuviera a mi lado, pero no lo va a estar; necesitaría que mi madre estuviera de vuelta, pero por ahora no va a ser posible; desearía que mi trabajo estuviera (al menos) mucho mejor pagado para las horas que le invierto, pero va a ser que me tengo que conformar con lo que tengo.

Quizás sólo necesito un café con alguien, desahogarme y llorar como una enana por lo sola que me siento. Pero no creo que nadie quiera tomarse un café para eso, así que os lo cuento a vosotros (los que me leáis), lo mismo el ver que alguien me lee y me comprende me hace sentir algo mejor. Lo dudo, pero la esperanza dicen que es lo único que se pierde, ¿no?


Gracias por leerme =)